El Instituto Cervantes

El Instituto Cervantes fue creado por el Gobierno español en marzo de 1991 para dar respuesta a la necesidad estratégica de dar coherencia a la acción exterior del Estado en lo referido a la enseñanza del español y la promoción de la cultura española, tal y como establece su ley fundacional. Nació en el marco de las celebraciones del V Centenario, en el contexto de una operación de consolidación de la España surgida de la democracia que incluyó los Juegos Olímpicos de Barcelona o la Exposición Universal de Sevilla, entre otros hitos.

Treinta años después, con 90 sedes repartidas en los cinco continentes, el Instituto Cervantes se ha consolidado como una institución de Estado que constituye un instrumento fundamental de su diplomacia cultural.

El Instituto Cervantes, cuyo objetivo es promover universalmente la enseñanza, el estudio y el uso del español y contribuir a la difusión de las culturas hispánicas en el exterior, es hoy una marca de calidad y prestigio, y sus acciones tienen siempre como objetivo mantener y aumentar tanto la calidad de sus actividades y servicios como la reputación de su marca, que es la de la cultura española (en todas las lenguas del estado) y panhispánica (de todos los países de habla española).

Objetivos y funciones

  • Organizar cursos de lengua española como lengua extranjera (ELE), así como de las lenguas cooficiales de España.
  • Certificar el conocimiento de español como lengua extranjera, organizando los exámenes para la obtención del diploma de español DELE y de los certificados SIELE, y las pruebas CCSE para la obtención de la nacionalidad española.
  • Actualizar los métodos de enseñanza y la formación del profesorado ELE.
  • Apoyar la labor de los hispanistas.
  • Organizar y participar en programas de difusión de la lengua española y de la cultura de los países hispanos.
  • Realizar actividades de difusión cultural en colaboración con otros organismos españoles e hispanoamericanos y con entidades de los países anfitriones.
  • Gestionar la red de bibliotecas del Instituto Cervantes.
  • Poner a disposición del público recursos digitales relacionados con las lenguas y culturas hispánicas.

Misión

  • Favorecer la enseñanza del español y las lenguas oficiales de España. 
  • Fomentar el encuentro e intercambio de la cultura española y panhispánica con las otras culturas del mundo, así como la difusión de la cultura panhispánica. 
  • Actuar como instrumento privilegiado para reforzar el prestigio y la influencia de España en el mundo, mediante la difusión y promoción de su patrimonio lingüístico y cultural.

Visión

  • Alcanzar una mayor proyección y presencia nacional e internacional como referente de calidad en la enseñanza y en la elaboración de programas culturales.
  • Generar alianzas permanentes en torno al español y a la cultura de los países hispanohablantes con entidades nacionales y extranjeras, tanto públicas como privadas.
  • Crear una comunidad de personas que compartan su amor por las lenguas y las culturas de España y de los países hispanohablantes y que participen activamente en los cursos, actividades y redes del Instituto Cervantes.
  • Contribuir a que el español sea una lengua de futuro y a que esté cada vez más presente en las artes, la ciencia y la tecnología.
  • Mantener y aumentar la calidad en todos sus ámbitos de actividad, para ser reconocido como un referente de prestigio en el aprendizaje, enseñanza y certificación del español como lengua extranjera y en la gestión cultural.
  • Conseguir un entorno de trabajo que promueva la responsabilidad e implicación y facilite el desarrollo personal y profesional de quienes forman parte de la institución.

Valores

Quien se acerca a un centro del Instituto Cervantes debe sentir que entra en un lugar donde priman la convivencia, el mutuo entendimiento y la curiosidad. Queremos transmitir que quien aprende español aprende a hablar, pero también a escuchar, a disfrutar de los matices de cada acento, de cada idea dicha con inteligencia y pasión. Cuando el Instituto Cervantes difunde el español y sus culturas en el mundo, exporta también alegría, cordialidad, comprensión, apertura...

  • Autonomía e independencia sobre la base de valores de responsabilidad pública y competencia profesional.
  • Innovación, calidad y mejora continua, e incorporación de todas las potencialidades que permitan las nuevas tecnologías.
  • Equilibrio entre el papel institucional del Instituto y su faceta comercial, de modo que ambos aspectos contribuyan al cumplimiento de los fines de la Institución. El Instituto Cervantes se financia en un porcentaje muy importante con sus propios ingresos, especialmente derivados de su actividad académica y certificadora. El desarrollo de esta vertiente comercial, en competencia con otras instituciones y empresas que operan en este sector es fundamental para la supervivencia del Instituto Cervantes, así como para su crecimiento, pero no debe desligarse de una imagen de seriedad, referencia y calidad.
  • Promoción de los valores de la cultura española en torno a la democracia, la multiculturalidad, la inclusión y el plurilingüismo como herramienta de seducción democrática que difunda la imagen de España en el exterior y mejore las relaciones con otros países, primando la participación y el diálogo sobre las acciones unidireccionales, potenciando el mutuo entendimiento y la curiosidad por el otro. 
  • Visión panhispánica en la difusión de la lengua y la cultura, sabedores de que lo que otorga al español su fuerza singular es ser el idioma de un gran número de países y de una enorme variedad de manifestaciones culturales.
  • Incidencia en la responsabilidad social, poniendo el acento en la defensa y reconocimiento de los derechos humanos, así como en la protección de las minorías y la promoción de la igualdad de género. 
  • Potenciación de las políticas de promoción de la sostenibilidad y puesta en práctica de proyectos concretos que contribuyan a reducir la huella de carbono de las actividades del Instituto Cervantes. 
  • Pasión por la defensa de una cultura panhispánica entendida como un espacio de intercambio y entendimiento siempre abierto al otro. 

Órganos rectores

Los órganos rectores del Instituto Cervantes son el Patronato, el Consejo de Administración y el Director.

Además, cuenta con una Secretaría General, que se configura como un órgano directivo de carácter ejecutivo, bajo la dependencia y superior dirección del director.

 Planes de actuación

Archivado en: